Helado de queso y remolacha

Las claves

  • Ingr. prin.: Huevos y Lácteos
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina de fiesta.
  • Ambiente: Veraniega.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 250 gr queso de untar
  • 500 ml nata para reposteria
  • 40 gr azúcar invertido
  • 4 remolachas cocidas
  • pizca sal
  • germinados de remolacha

Preparación de la receta


Nos salimos de lo establecido y experimentamos con sabores nuevos. El queso y la remolacha se complementan muy bien, el suave sabor del queso fresco acepta el sabor terroso de la remolacha, así que...¿por qué no mezclarlos en un helado?


Comenzaremos batiendo las remolachas con ayuda de una batidora hasta obtener un puré lo más fino posible. Para eliminar todo resto de pieles y partes duras de las remolachas, pasaremos el puré por un colador de malla fina, así conseguiremos un puré aun más fino que el anterior. De esta forma nos aseguraremos más cremosidad en el helado.


Por otro lado, vamos a mezclar el queso de untar y la nata, los batiremos bien con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta conseguir una mezcla cremosa pero sin que llegue a montar la nata.

Añadiremos el azúcar invertido y una pizca de sal, seguiremos batiendo para mezclarlo todo bien.


Llegados a este punto ya podremos agregar el puré de remolacha que teníamos reservado, lo mezclaremos todo hasta que se unifiquen los colores y lo dejaremos enfriar en el frigorífico durante 2 horas aproximadamente para que se enfríe bien la mezcla antes de meterla en la heladera.



Transcurrido este tiempo ya podremos hacer el helado en una heladera como hemos hecho nosotros. Si no dispones de ella, puedes hacer el helado directamente en el congelador. Deberás remover cada 30 minutos el helado para evitar la cristalización del mismo.


Si quieres darle un toque personal y muy saludable al helado, puede plantar con unos días de antelación unas semillas de remolacha, en unos 5 días aproximadamente tendrás unos germinados como los que aparecen en la imagen. Tan solo tendrás que poner las semillas sobre algodón húmedo y ellas solas germinan y crecen, merece la pena hacerlo en casa por que además de originales estos germinados son muy sanos y cargados de vitaminas.


Es un helado sencillo y con un sabor intenso a huerto, ¡¡por que no todos los helado van a ser a gusto de los más peques de la casa!! ;)


Foto del plato terminado:

Trucos

Se puede añadir cualquier especia que te guste al helado, como la pimienta, el jengibre o enebro por ejemplo. Y con respecto a los germinados, los de rábano picante también le va muy bien al helado ¡dándole un toque de chispa!
¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina