Helado de chicle

Las claves

  • Ingr. prin.: Otros
  • Plato: Postre
  • Estilo: Cocina dulce.
  • Ambiente: Veraniega.
  • Tiempo: alto
  • Dificultad: bajo
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 100 gr de azúcar
  • 300 ml de nata para montar
  • 4 yemas de huevo
  • 100 ml de leche
  • 3 cucharadas de azúcar invertido
  • 80 gr de pasta de chicle
  • 150 ml de agua mineral
  • 350 gr de azúcar
  • 1 sobre blanco de gasificante
  • 1 sobre morado de gasificante

Preparación de la receta


Lo primero será preparar el azúcar invertido.

Echamos el agua en una cacerola a calentar, sin que llegue a hervir.

Añadimos el azúcar y mantenemos al fuego hasta empiece a hacer burbujas.

Añadimos el sobre blanco y mezclamos, bajamos el fuego y dejamos que baje un poco la temperatura.

Añadimos el sobre morado, removemos y echamos en un bote de cristal y lo conservamos a tª ambiente,bien cerrado nos durará 1 año.


En una cacerola pondremos la leche, la nata y el azúcar invertido, llevaremos a fuego medio, en el momento que empiece a hervir apartaremos.

Mientra en un bol cremaremos las 4 yemas con los 100 gr de azúcar hasta obtener una crema esponjosa.

Ahora vamos a incorporar poco a poco la mezcla de nata con la crema de yema de huevo, a la vez que vamos batiendo con las varillas. Una vez hayamos mezclado todo bien devolvemos la preparación al cazo y volvemos a poner a fuego medio, mientras removemos constantemente con una cuchara de madera, la crema debe calentarse pero nunca hervir porque el huevo cuajaría. La temperatura correcta serían los 80º.


Una vez retiremos del fuego, añadimos los 80 gr de pasta de chicle, y removemos bien con la cuchara de madera.

ENFRIAMIENTO: Para enfriar la crema, sumergiremos el cazo en un baño maría con hielo. Cuando esté fría la cubriremos con film transparente y llevaremos a la nevera durante un par de horas y posteriormente a la heladera.


Si no tenemos heladera, pasaremos de la la nevera al bol que estará en el congelador enfriándose y seguiremos las pautas que doy en trucos


Foto del plato terminado:

Trucos

TRUCOS Y CONSEJOS


No hace falta tener termómetro para poder hacer helado, hay un truco para saber si la crema está lista. Se llama la prueba de la raya y consiste en pasar el dedo por el dorso de la cuchara de madera, si queda dibujada una raya en la cuchara es que la crema estará lista.

Mientras preparamos el helado meteremos un bol de acero inoxidable en el congelador para que esté frío cuando vertamos la crema en él.
Cuando vertamos la crema taparemos con film transparente y dejaremos en el congelador una hora.

Al cabo de una hora sacaremos el helado del congelador, retiramos el film y batiremos con la batidora de varillas eléctrica durante un par de minutos, hasta obtener una crema homogénea. Alisamos con una cuchara de madera y volvemos a tapar con film y de nuevo al congelador. Este paso lo repetiremos 3 o 4 veces, hasta que el helado esté listo. Si tu congelador está a temperatura -18º esta operación hay que repetirla cada hora, si es más frío se repetirá a intervalos más cortos.
Cuando el helado esté hecho, lo pasaremos a un recipiente de plástico y lo alisaremos con la cuchara de madera. Lo cubriremos con una hoja de papel vegetal, apretando con la mano para eliminar las burbujas de aire, lo tapamos con la tapa del plástico y dejaremos en el congelador un mínimo de 4 horas, pasado este tiempo ya se podrá consumir.

Lo ideal es pasarlo al a nevera durante 10 o 15 minutos antes de servir, así el helado estará suave pero no derretido.


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina