Hamburguesas de quinoa y soja texturizada

Las claves

  • Ingr. prin.: Pasta Y Cereales
  • Plato: Bocadillos
  • Estilo: Cocina sana.
  • Ambiente: A diario.
  • Tiempo: medio
  • Dificultad: medio
  • Comensales: 4

INGREDIENTES PRINCIPALES

  • 325 gr harina de fuerza
  • 155 ml leche entera
  • 4 gr levadura de panadero seca
  • 7 gr azúcar
  • 5 gr sal
  • 15 gr aceite oliva
  • 100 gr soja texturizada
  • 75 gr quinoa
  • 1 huevo
  • 50 gr pan rallado
  • 1/2 cebolla
  • 1 cucharadita mostaza
  • 1 cucharada salsa soja
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • sal
  • pimienta

Preparación de la receta


Comenzamos preparando el pan de las hamburguesas.
En un bol tamizamos la harina y le añadimos la leche. Mezclamos bien, a mano o con amasadora, y , formamos una bola que dejaremos reposar entre 20 y 40 minutos.
Pasado este tiempo continuamos agregando el resto de los ingredientes. Podemos añadir la sal, el azúcar y la levadura disueltas en el aceite de oliva para así facilitar su incorporación.
Si utilizamos amasadora, amasamos durante 15 minutos a velocidad baja ( si nuestra amasadora tiene una escala de velocidades del 1-6, amasaremos a velocidad 2). Debemos obtener una masa lisa y brillante.
Si amasamos a mano lo haremos hasta obtener una masa que no se pegue a las manos y que sea lisa y brillante.
No es necesario que amasemos durante 15 minutos seguidos, podemos amasar 3 minutos, dejar reposar la masa durante 4 minutos y amasar otros 3, hasta obtener una masa, ya que ese tiempo de reposo facilita el amasado.
Una vez que tengamos lista la masa la colocamos en un bol ligeramente aceitado, la cubrimos con un film que habremos untado con unas gotitas de aceite y lo dejamos reposar en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire durante 1 hora aproximadamente, hasta que veamos que dobla su volumen.
Una vez transcurrido ese tiempo sacamos con cuidado la masa del bol y la depositamos sobre la encimera. Desgasamos ligeramente la masa y, ayudándonos de una rasqueta o un cuchillo bien afilado, la dividimos en 4, 5, ó 6 porciones, dependiendo del tamaño que queramos para nuestros panecillos. Podemos pesar cada porción para que todas sean del mismo tamaño.
A continuación formamos los bollitos.
Colocamos cada porción sobre la encimera y comenzamos a darle forma. Vamos llevando la parte exterior de la masa hacia el centro, como si hiciésemos un hatillo, estirando y dándole cierta tensión, pero sin apretar excesivamente. Cuando tengamos los bordes recogidos hacia el centro le damos la vuelta a la masa, poniendo esta parte que está más fea hacia abajo, y la parte que estaba en contacto con la encimera hacia arriba. Veremos que hemos obtenido cierta forma de bola y la superficie está más tensa.
Terminamos de darle forma de bola colocando las manos con las palmas hacia arriba y con el canto de la mano vamos remetiendo masa por debajo para que adquiera tensión y crezca de manera adecuada.
Comprenderemos mejor como darle forma a los panecillos con el siguiente paso a paso.


Cubrimos la bandeja del horno con papel sulfurizado y una vez que hemos formado todos los panecillos los colocamos sobre la bandeja del horno y los dejamos levar cubiertos por un paño enharinado o papel film ligeramente engrasado, en un lugar templado y alejado de corrientes de aire, durante 40 ó 50 minutos, hasta que doblen su volumen.
Transcurrido el tiempo de levado barnizamos los bollitos con un poquito de agua, espolvoreamos con las semillas que hayamos elegido,(sésamo, semillas de amapola, etc) y los horneamos en horno precalentado a 200º durante 12 ó 15 minutos, dependiendo del tamaño de los panecillos.
Cuando estén ligeramente dorados los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.


En primer lugar comenzamos preparando la quinoa.
Colocamos la quinoa en un escurridor y la enjuagamos bajo el chorro de agua fría, frotándola con los dedos para que elimine la saponina hasta que el agua salga limpia y sin espuma.
Ponemos una cucharadita de aceite en una cazuela y cuando este caliente añadimos la quinoa y la tostamos durante un minuto o dos. Esto le dará un ligero sabor a frutos secos.
Añadimos agua, doble cantidad de agua que de quinoa, y lo dejamos cocer a fuego suave durante unos 15 minutos.
Mientras preparamos la cebolla, que picaremos en cuadraditos (brunoise) y ponemos en una sartén con un chorrito de aceite a fuego bajo para que se vaya pochando. Una vez que esté tierna la apartamos del fuego y reservamos.
Pasamos a hidratar la soja. La ponemos en un bol y le añadimos agua suficiente para cubrirla. Dejamos reposar unos 10 minutos hasta que veamos que está hidratada, y escurrimos para eliminar el exceso de agua. Reservamos.
Cuando tengamos cocida la quinoa, la mezclamos en un bol con la soja y la cebolla pochada, y le añadimos el huevo, el pan rallado. la mostaza, el diente de ajo machacado o picadito fino, la salsa de soja, el perejil, la pimienta y sal si fuese necesaria.
Mezclamos bien todos los ingredientes y cuando tengamos una masa compacta le damos forma de hamburguesa.
A continuación podemos rebozar las hamburguesas en pan rallado o pasarlas por la plancha tal cual.
Montamos las hamburguesas, acompañándolas de lechuga, tomate, etc, o como nosotros en este caso con unas rodajitas de berenjena a la plancha, queso de cabra y unos brotes tiernos.


Foto del plato terminado:


¡Encuentra todo lo que necesitas para preparar esta receta en nuestra Tienda de Canal Cocina!

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina