Sugerencias - Restaurantes

La cocina del Palacio Real de Madrid

23 de febrero de 2018

Nos trasladamos hasta uno de los lugares más emblemáticos de la capital, el Palacio Real, para conocer sus cocinas. Son las más antiguas de Europa y han estado funcionando durante tres siglos de forma ininterrumpida.

Los espacios que componían la real cocina estaban organizados por áreas temáticas. La primera que visitamos es la zona de repostería o ramillete. En ella se elaboraban todos los dulces: bollería, flanes, chocolates, etc. Hay gran cantidad de moldes que se conservan desde el siglo XIX y, también, multitud de chocolateras.

La organización era muy estricta con un jefe de cocina al mando y dividido después en oficios, cada uno dedicados a una parte de la gastronomía: repostería, paletería, cava...

Otra de las salas estaba destinada a la preparación de los alimentos previo horneado. Era donde se aderezaba todo aquello destinado al consumo por la Familia Real. Hasta el siglo XIX no aparecen los "banquetes de gala", aquellos que servían como reunión de grandes personalidades.

Tras la preparación de los alimentos estos eran llevados a la sala de horneado. Como por las épocas de Isabel II y el siglo XIX las cocinas no tenían salidas de humo como hoy las entendemos, estos se sacaban al exterior por el suelo. Normalmente la Familia no bajaba a esta zona del palacio, sino que encomendaba la tarea de supervisión al cocinero mayor.

Los 800 m2 de cocinas del Palacio Real de Madrid se pueden visitar sacando previamente la entrada en la página web de Patrimonio Nacional o en las taquillas del Palacio.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina