Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Marrakech

04 de abril de 2018

En el capítulo 23 del programa de televisión Me voy a comer el mundo, Verónica Zumalacárregui se aventura en Marrakech, laberinto gastronómico de zocos y plazas. Consulta aquí DÓNDE VER CANAL COCINA para no perderte la serie. 

LA VIBRANTE PLAZA DJEMAA EL FNA

Marrakech, la ciudad roja, es una de las cuatro ciudades imperiales más importantes de Marruecos. Además de destacar por ese ocre rojizo de las murallas y edificios, su mayor protagonismo es la concurrida y carismática plaza Djemaa el Fna, proclamada por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Cocina auténtica y de tradición, hecha con mucha dedicación y sobre todo tiempo. Resaltan los olores y sabores que atrapan entre los laberintos de la Medina. Es una mezcla de platos exóticos. La gastronomía marroquí tiene como base contundentes carnes y no faltan una amplia variedad de verduras. Los platos siempre están condimentados con un rico abanico de especias y se acompañan de pan casero.

El pan es una verdadera institución en Marruecos. Las mujeres trabajan diariamente la masa a base de harina semolada y harina de trigo refinada junto con levadura, sal y agua. Se hornea en un tradicional horno a fuego vivo para conseguir un pan esponjoso y con una fina corteza.

DESCUBRIENDO LA MEDINA

El primer anfitrión que nos introducirá entre las callejuelas y zocos de la ciudad es Moha Fedal, uno de los cocineros más famosos de Marruecos. Lo acompaña Verónica en el recorrido desde la compra en el mercado hasta la preparación casera del más auténtico cous-cous con ternera, que como mínimo debe tener siete verduras distintas. Por la noche entramos en su restaurante Dar Moha para deleitarnos con todos los sentidos.

De la mano de un cálido profesor marroquí visitamos un hamman que es el típico baño de vapor. Allí mismo vemos cómo se cocina durante cuatro horas en la caldera el plato conocido como Tangía. Es un tradicional guiso de carne que se cuece en un llamativo jarrón de cerámica.

Con las pilas cargadas tras la vista al hamman, nos perdemos entre los caminos estrechos y solitarios hasta coincidir con Camelia, paisajista marroquí, en el barrio Kasbah, quien nos lleva al moderno restaurante Nomad. En este lugar, a pesar de su modernidad, comemos con las manos un delicioso Tajine de pollo preparado con más de veinte ingredientes, entre ellos un concentrado de granada y un toque de higos.

Entre la experiencia de saborear los famosos dulces hechos a base de almendras como los cuernos de gacela y beber el más genuino té. Visitamos Café Clock un sitio muy vivo y alternativo ambientado por música en vivo. En él, se sirve un común plato pero a la vez extraño: Hamburguesa de camello con queso derretido y las clásicas patatas fritas.

Entramos con Verónica en una casa marroquí para disfrutar de un abundante desayuno en familia en el que no falta ni lo salado ni lo dulce. Además, vemos cómo se cocina a cuatro metros bajo tierra el tradicional Meshui. Una famosa receta de cordero, que se vende al kilo en el mercado y que se cocina junto a otros 14 corderos durante tres horas.

MARRAKECH, UNA CIUDAD LLENA DE CONTRASTES

En este recorrido entre el vivo Marrakech finalizamos, al igual que empezamos, en la misma plaza Djemaa el Fna, pero en esta ocasión de noche. Presenciamos el cambio de ambiente; durante el día es un espacio tomado por los artistas y buscavidas y, por la noche, se llena de aromas de los fogones de los restaurantes ambulantes que ofrecen los platos más insólitos.

Con buen sabor se cierra la experiencia sensitiva de la atrevida presentadora al probar en la plaza más famosa de Marrakech la lengua y el cerebro de cordero recién cocinado. Verónica una vez más nos recuerda y demuestra lo grandioso que es comerse el mundo. Marrakech es una auténtica caja de sorpresas; una ciudad con mucha personalidad y característica por su mezcla gastronómica de influencia bereber, de especias típicas del norte de África y de inspiración de la refinada técnica de la cocina francesa.

No te pierdas los capítulos de Me voy a comer el mundo con Verónica Zumalacárregui en Canal Cocina. Consulta aquí los próximos pases de la serie. Marrakech estreno jueves 5 de abril de 2018 a las 17:00 y 23:30h.

Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina