Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Malta

18 de abril de 2018

En el capítulo 25 del programa de televisión Me voy a comer el mundo Verónica Zumalacárregui viaja a Malta, un paraíso en medio del mediterráneo que cautiva a cualquiera con sus puertos y calas. Consulta aquí DÓNDE VER CANAL COCINA para no perderte la serie. 

Una isla impregnada por un sinfín de historia y cultura gracias a las civilizaciones de los fenicios, cartagineses, árabes, aragoneses, italianos y británicos que se establecieron allí a lo largo del tiempo. El encanto de Malta también ha cautivado al mundo del cine, entre ellos personalidades como Steven Spielberg, Brad Pitt, Angelina Jolie; películas como Troya y Gladiador que han tomado ventaja de las localizaciones; e imposible dejar atrás a la imponente serie Juego de Tronos que tampoco ha pasado por alto la grandiosidad de los espacios malteses.

Disfrutamos de una gastronomía mediterránea, con ingredientes sencillos y frescos. El tomate muy presente en cada plato. El pescado siempre protagonista y la carne, como conejo o ternera, también presente. Percibimos la influencia árabe en el uso de las especias y en la preparación de los postres. El protagonismo italiano tampoco se queda atrás, con las pastas, los cannoli y las pizzas al estilo maltés.

ENTRE EL ATÚN Y EL LAMPUKI

La Valeta, capital de Malta, es donde iniciamos nuestro recorrido acompañados de Maika, guía de turismo maltesa. Nos deleitamos con las privilegiadas vistas del puerto fortificado y por el momento del lanzamiento del cañón, que anuncia dos horas muy importantes: las 12, el momento de comer el bocadillo y a las 16, la hora de volver a casa.

Nos aproximamos a Museum Cafe, una taberna muy auténtica y local donde suelen ir a comer trabajadores de oficina. El plato destacado es un fresco Bocadillo de atún llamado Ftira sandwich, hecho en pan de miga rellenado con atún, tomate en conserva, lechuga, alcaparras, aceitunas y menta.

Malta destaca por su pesca, al año se recogen unas mil toneladas de pescado, sobre todo atún y lampuki, el pescado típico. Para disfrutar de una comida muy fresca y local acudimos a Azzopardi fisheries, la pescadería de Silvia, donde ella misma nos prepara los Filetes de lampuki con su aderezo simple de aceite, tomate, perejil, menta, limón y vino, que tenemos el honor de saborear en casa de nuestra guía en Mountain View.

INFLUENCIAS ITALIANAS

En la famosa puerta de la ciudad de Mdina nos espera la segunda anfitriona, una profesora de primaria maltesa. Aquí admiramos localizaciones utilizadas en la serie Juego de Tronos, como la misma entrada y la plaza. Nos acercamos hasta Crystal Palace Bar para probar los mejores Pastizzis rellenos de queso ricota.

A la caída del sol nos trasladamos a San Julián, un consejo local de La Valeta conocido por su ambiente nocturno. El restaurante maltés Gululu nos invita a disfrutar de unos Macarrones al horno con una variante de salsa boloñesa, a la que se le añade huevo cocido y tomillo, con un gratinado de queso grana padano. Cerramos la velada con la parte preferida de nuestra presentadora Verónica Zumalacárregui: el momento dulce protagonizado por un Cannolo maltés relleno de nutella.

DE PUERTO EN PUERTO

En Birgu nos encontramos con Chiara. Paseamos por las calles y encontramos los camiones de fruta y verdura que se trasladan a lo largo del día por la zona para vender sus productos frescos a los vecinos. En Sogno felice, nombre de la acogedora casa de la anfitriona, preparamos el plato típico Fenkata, un estofado de conejo acompañado con una salsa de tomate, zanahorias y guisantes.   

Nuestra ruta nos lleva a Marsaxlokk, otro puerto colorido y pintoresco, donde los barcos no se compran, se heredan, y los mismos tienen ojos que, según la creencia, los protegen del mal. Nos deleitamos con el chef Salvatore y la Pasta con salsa de mariscos, una variedad de almejas, calamares, langostinos rojos y mejillones. En el Café Jubilee descubrimos un postre maltés tradicional llamado Imqaret, una capa de masa frita rellena con pasta de dátiles que se sirve recién frito y se acompaña con un sabroso helado de canela.

LA ISLA DE GOZO

Gozo es nuestra última parada, una isla rural que resalta por su verde y su agricultura. En Mekren´s Bakery, una panadería familiar que tiene 118 años, nos impresionamos no solo con sus deliciosas pizzas maltesas con base de pan, sino sobre todo con el horno que entran unas 80 pizzas.

En la granja agrícola probamos el Bragioli, otro plato tradicional maltés que consiste en un guiso elaborado con un fino filete de ternera que envuelve una mezcla de cerdo picado, huevo y queso que se le da forma de rulo. Todo cuece a fuego lento junto con patatas y zanahorias.

Al estilo de Angelina Jolie, en la cala donde grabaron la película By the sea, nos despedimos de Malta con una Tarta de almendras, la clásica tarta de bodas maltés.  

No te pierdas los capítulos de Me voy a comer el mundo con Verónica Zumalacárregui en Canal Cocina. Consulta aquí los próximos pases de la serie Malta estreno jueves 19 de abril de 2018 a las 17:00 y 23:30h.

Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina