Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Jamaica

11 de abril de 2018

En el capítulo 24 del programa de televisión Me voy a comer el mundo , Verónica Zumalacárregui nos invita a conocer el singular país natal de Bob Marley y el movimiento rastafari. Consulta aquí DÓNDE VER CANAL COCINA para no perderte la serie.

Hablamos de una isla en el medio del caribe que está colmada de lugares impresionantes entre los que destacan las largas y cristalinas playas; las colinas de bosque lluvioso tropical que son el hogar de los rastafaris; y las transitadas calles que resaltan por los coloridos puestos de frutas y vegetales.

La gastronomía no nos deja de sorprender con sus mezclas que refleja la pujanza de una historia colonial, destacando las raíces africanas y la influencia tanto inglesa como española. Esta tierra mágica es la prueba verídica de cómo es posible vivir en un entorno natural y ecológico donde adentrarse en la selva es sinónimo de ir al supermercado.

SALTAR Y COMER LANGOSTA, DOS MUST DE LA PLAYA SEVEN MILE

En la primera parada de la isla nos espera Rangel, un simpático joven jamaicano. Nos sorprende con la inesperada pesca de langostas en plena orilla de la playa para luego observar cómo estos crustáceos son cocinados en las parrillas de un chiringuito. Así es como saboreamos el primer plato básico de Jamaica: Langosta a la parrilla con salsa de ajo, tomate y pimiento acompañada de una rebanada de pan con un toque de mantequilla.

Sin pensárselo dos veces nuestra atrevida presentadora, Verónica Zumalacárregui, salta desde 11 metros de altura en un acantilado. La gran atracción se encuentra en la playa Seven Mile y no es otra que el mismísimo Rick´s Cafe; uno de los bares más famosos del mundo, donde mientras saboreas un Pudin de boniato puedes quedarte boquiabierto con el show de saltos y piruetas.

El día cierra con broche de oro al acudir a una típica cena familiar de domingo en la casa de la familia de Rangel. Su tía nos sorprende cocinando Cabra al curry, su plato estrella, acompañado por el contraste de sabores de un arroz con coco y frijoles.

COCINANDO CON LOS RASTAFARIS

En lo alto de la montaña selvática nos encontramos con Fire, uno de los rastafaris que vive alejado de la civilización, quien saluda a Verónica de una manera muy original y típica. Sin saberlo estamos en medio de lo que sería un supermercado muy auténtico al aire libre que representa en su máxima expresión su corriente filosófica basada en la naturaleza y la libertad. En este “super” encontramos piña, coco, jengibre, cúrcuma, aguacate y caña de azúcar en su estado más puro. El movimiento rastafari goza de una gastronomía propia y variada conocida como Ital food, la comida que les brinda la tierra,es una dieta que suele ser vegetariana y se caracteriza por la ausencia total de químicos.

Cae una lluvia tropical a la vez que presenciamos el espectáculo de tres rastafaris cocinando mientras cantan y bailan al son del tambor. Una preparación auténtica y delicada de un guiso con leche de coco preparada en el momento, judías, soja deshidratada, cebollino y ackee, un exótico fruto de la región que puede llegar a ser venenoso en caso de no consumirse cuando está maduro.

TESOROS JAMAICANOS

La ciudad más turística de la isla es Montego Bay donde nos deleitamos con la originalidad del Charles Gordon Market y descubrimos otro alimento, el callaloo, una especie de espinaca. Visitamos Scotchies, el chiringuito experto en el plato nacional Jerk chicken que se cocina sobre leños y se come con las manos. 

La gente saludable está de suerte en Jamaica porque la gastronomía está casi toda dedicada a ellos. En el restaurante Zimbali nos lo demuestra Alicia, la chef, quien prepara un pescado en escabeche o Escovitch fish, que se cocina en aceite de coco, se le añade una salsa especial picante y se acompaña con hash browns de plátano macho.

A la mañana siguiente un desayuno curioso nos espera en la casa de techos altos de Carol, una de nuestras anfitrionas prepara con amor un potente plato para empezar el día con mucha energía: Ackee con bacalao, pimentón, cebolla y ajo con un side de un fruto frito llamado breadfruit, sin olvidar el café jamaicano que se toma con una cucharada de leche condensada.  

El paraíso natural de Jamaica, su selva virgen y sus playas caribeñas nos despiden con una visita a Nine Mile, el pueblo que dio origen al inolvidable Bob Marley, donde incluso tenemos la oportunidad de entrar en su propia casa para ver el santuario donde surgieron unas de las canciones más conocidas del mundo.

No te pierdas los capítulos de Me voy a comer el mundo con Verónica Zumalacárregui en Canal Cocina. Consulta aquí los próximos pases de la serie Jamaica estreno jueves 12 de abril de 2018 a las 17:00 y 23:30h.

Conoce el resto de ciudades que ya ha visitado Verónica Zumalacárregui en nuestra sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina