Noticias - Me voy a comer el mundo

Me voy a comer el mundo: Hanoi

16 de noviembre de 2016

En el capítulo 16 del programa de televisión Me voy a comer el mundo, Verónica Zumalacárregui nos invita a viajar hasta Hanoi, capital de Vietnam tras la guerra, para conocer su peculiar gastronomía. Consulta aquí DÓNDE VER CANAL COCINA.

Hanoi es uno de los rincones más exóticos del mundo y una de las pocas ciudades que mantiene el sabor de lo auténtico. La ciudad mezcla el tráfico de sus calles, la arquitectura colonial, los rincones idílicos y los peculiares vendedores ambulantes. Frutas tropicales, verduras, pescados y mariscos… todo ello hace que la cocina vietnamita combine sabores exóticos y extremos y la convierte en una de las mejores del planeta.

EL OLD QUARTER, CORAZÓN DE LA COMIDA CALLEJERA

Nuestra primera parada en la capital de Vietnam es el Old Quarter o barrio antiguo, donde quedamos con un guía turístico estudiante de español que nos va a enseñar los rincones más sorprendentes de la ciudad. Este barrio es el corazón gastronómico, con más de mil años de historia, y en cada esquina podemos disfrutar del aroma de la comida callejera.

En uno de los puestos callejeros del Old Quarter promos un plato auténtico de Hanoi hecho con carne y caldo caliente. Nos sorprende otro puesto, donde una mujer prepara, en directo y a pocos centímetros del comensal, la comida.

Si hay algo típico de Vietnam son las vendedoras ambulantes que pasean por las calles, andando o en bici, a las que puedes comprar frutas, dulces vietnamitas o el pan. Endulzamos el paseo con el refresco típico de las calles de Hanoi: el jugo de caña de azúcar.

La comida exótica de Hanoi también puede degustarse en los restaurantes más modernos y cosmopolitas de la capital, como el Quan Highway. Allí, sus dos cocineros nos preparan dos platos típicos: los rollitos de pescado y los grillos fritos.

La cocina vietnamita está considerada como una de las más saludables del mundo pero, en este país, los mercados son tremendamente singulares y puede encontrarse en ellos casi de todo. Nuestra siguiente anfitriona en la ciudad nos espera en el Cho Chau Long Market para hacer la compra como la hacen a diario los locales de la ciudad.

En la tradición culinaria de Vietnam se combina perfectamente lo dulce y lo amargo y lo crujiente y lo delicado. El plato que mejor representa este equilibrio es el rollito vietnamita y por eso vamos a casa de nuestra guía para saber cómo se prepara.

Tras la primera toma de contacto en Hanoi, amanece un nuevo día y queremos comprobar cómo los vietnamitas prefieren desayunar fuera de casa… ¡y platos contundentes! Andrea, una vietnamita estudiante de español, nos invita a tomar sopa a las 8 de la mañana. ¡Sí, sí, sopa con noodles!

¡CAFÉ, CERVEZA Y VINO... CON HUEVO!

Vietnam es el segundo mayor exportador de café del mundo, con muchas variedades pero sobre todo una muy singular: Egg coffee o café con huevo, una mezcla de huevo, mantequilla, queso y leche a la que luego se le añade un chorro de café. ¡A Verónica le encanta! Esta mezcla de huevo también se le añade a la cerveza e incluso al vino.

Terminamos nuestro camino con Andrea probando uno de los dulces favoritos de los vietnamitas: el che. Aunque su aspecto y textura no es muy apetitosa, la combinación de semillas de loto, judías, frijoles y coco cautiva a Verónica.

El 50% de los habitantes de Vietnam son menores de 25 años. En el campus de la Universidad de Hanoi quedamos con un estudiante de filología hispánica que nos enseña qué comen los vietnamitas más jóvenes en la cantina de la universidad. Por sólo 50 céntimos, degustamos un plato muy completo y delicioso.

Aunque lo más conocido de Hanoi es su centro histórico, es en las afueras donde se esconden los restaurantes más genuinos. Pero, para llegar hasta ellos nos hacen falta dos cosas: una persona local y una moto. ¡Nos ponemos el casco y conducimos por el caos de la ciudad!

Junto a este estudiante nos movemos por la ciudad y descubrimos los sabores de los caracoles vietnamitas y el delicioso bocadillo vietnamita, con lechuga, cerdo, salsa de queso y otras verduras. Y tomando una cerveza artesanal ponemos fin a nuestro viaje por la ciudad tras el toque de queda, ya que a las 11 de la noche los habitantes deben regresar a las casas.

Hanoi es una de las ciudades más auténticas, un país de costumbres que, tras haber vivido muchas guerras, mantiene su esencia y sus sabores exóticos.

¿Quieres venirte con nosotros a una odisea gastronómica por 22 ciudades del mundo? No te pierdas Me voy a comer el mundo, todos los jueves a las 22.00 horas, en Canal Cocina.

Si quieres ver material adicional del programa, entra en nuestra Sección Me voy a comer el mundo.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina