Especiales - Dietas

¿Conoces los 3 principios del Slow Food?

11 de noviembre de 2015

El slow food es un movimiento que se fundó en 1986 de la mano de Carlo Petrini en Italia. Surgió como protesta de la cultura del fast food, reivindicando el placer y el disfrute de comer tranquilamente, a la manera de toda la vida.

La cocinera Federica Barbaranelli es una fiel seguidora de este estilo de vida Slow Food y nos lo muestra en su programa Sencillo y natural.

Aquí puedes ver el primer episodio de su serie, donde elabora unos Gnocchi homemade:

Ñoquis caseros o Gnocchi homemade

 

¿Conoces los 3 principios del Slow Food? La cultura slow food tiene tres principios interconectados basados en la calidad:

 

1. El buen producto fresco y sabroso, que debe formar parte de la cultura local, ser de temporada, de kilómetro cero y preferiblemente, ecológico.


2. Una producción y consumo que no dañe al medio ambiente, al bienestar animal ni a la salud humana.


3. La lucha por un comercio justo, tanto unos precios que sean accesibles a los consumidores, como un pago razonable a los productores.

 

La recuperación de la cultura gastronómica de cada región o filosofía Km 0 se centra en rescatar todas las costumbres culinarias de los pueblos utilizando los productos locales que se han producido en una extensión no superior a 100 km. En San Vicente de la Barquera, Federica Barbaranelli preparó unas anchoas de Santoña para su Ensalada de aguacate, fresas y anchoas de Santoña.

Ensalada de aguacate, fresas y anchoas de Santoña

 

Este movimiento apuesta por la utilización de productos naturales, aquellos que han salido directamente de la tierra sin pasar por ningún proceso de conservación. Incentivando el producto local y el bienestar humano a través de una comida sana y de calidad.

Los métodos tradicionales de cultivo son mucho más respetuosos con el medio ambiente y por ende con el producto, generando un producto natural y con mayor sabor que los producidos a gran escala.

Disfrutar de la comida como uno de los placeres de la vida hace que nuestro día a día sea más relajado y lento en contraposición del ritmo de vida acelerado que tenemos todos. Por este motivo el símbolo del slow food es el caracol. Utilizado como uno de los estandartes de este estilo de vida debido a su lentitud.

Grissini caseros y Ensalada de manzana, calabaza y avellanas

 

Algunos chefs también siguen esta filosofía de vida apoyando la iniciativa Km 0, promovida por la Asociación Internacional de Slow Food. En la que se reduce la distancia del campo a la cocina a 100 km, potenciando que los productos sean recién sacados de la tierra, disminuyendo el coste en el traslado y obteniendo un menor impacto medioambiental. Cumpliendo de esta forma los tres principios del slow food.

Federica Barbaranelli en Baix Empordá, Girona

 

La Asociación Internacional de Slow Food ha creado numerosos proyectos relacionados con la gastronomía. La Fundación Slow Food de la Biodiversidad defiende la biodiversidad de los productos y tradiciones culinarias. Por otro lado, la Fundación Terra Madre apoya el crecimiento de comunidades de cocineros (conocidos como eco-chefs), nutricionistas, académicos y jóvenes que trabajan por un sistema alimentario sostenible. Por último, en 2004 inauguraron la Universidad de Ciencias Gastronómicas situada en Bra, Italia.

Si quieres saber más sobre el slowfood, no te pierdas las recetas de slow food como Brocheta de gambas de palamós marinadasEnsalada de lentejas pardinas Paquetitos de morcilla y espárragos al horno en el programa Sencillo y natural de la mano de la amante de la cocina natural, Federica Barbaranelli.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina