De vinos - Matrimonio perfecto

Calçots en Pedralbes

27 de febrero de 2012

Desde enero y hasta finales del mes de marzo, el restaurante Pedralbes de Madrid ofrece su tradicional Calçotada.

Francisco Rivera, maître del restaurante Pedralbes, nos explica que los calçots son un tipo de cebolla dulce que se cultiva sobre todo en la zona de Tarragona y Valls. Es una cebolla alargada que se asa a la parrilla y se come con la salsa romescu, una salsa tradicional catalana hecha a base de ñoras, cebolla, tomates, avellanas, ajo, aceite, pan tostado y almendras. Se asan las verduras y se trituran con el resto de los ingredientes. Se crea así una salsa similar al gazpacho o al salmorejo.

Así, para comer los calçots, se les quita la parte exterior, tostada en la parrilla y se come mojándolos en la salsa romescu. Es muy típico metérselo en la boca como si fuese un espárrago, con un babero para evitar mancharnos.

El menú especial de la Calçotada, cuesta 38 € sin bebida y sin IVA. Junto a los calçots, podremos degustar otros platos como el pantumaca, la brandada de bacalao, la butifarra con judías y las chuletitas de cordero a las brasas.

Son varios los vinos que acompañan a la perfección a esta verdura y al resto del menú: un vino del Priorato de garnacha o el vino de Toro, ambos un poco afrutados. Un chardonnay también es una buena opción, porque el blanco combina muy bien con las verduras.

La burbuja del cava también es una opción perfecta para suavizar la potencia de los calçots y regar todo el menú.

Si queremos disfrutar de todo este festín, en Pedralbes nos esperan con su calçotada.

TE RECOMENDAMOS

La tienda de canal cocina